Faraones Egipcios: La Vida del Faraón para Niños

Por favoringresa o regístrate para dar Me gusta.
Ensayos
Faraones para niños

Los faraones eran los reyes del antiguo Egipto. Algunos fueron mujeres, pero la mayoría de faraones eran hombres. Aunque muchas personas, nosotros incluidos, nos referimos a las faraonas como reinas, en el antiguo Egipto, fuera el faraón hombre o mujer, todos los faraones eran reyes. Los faraones eran los líderes del gobierno y la religión. Hubo unos 170 faraones diferentes, pero solo un faraón a la vez. En el antiguo Egipto, la gente llamaba al faraón no “el” faraón, simplemente lo llamaban Faraón.

Faraones del Antiguo Egipto

Faraones para niños
Faraones para niños

Si buscas Antiguo Egipto en internet, encontrarás faraones conocidos como dioses vivos, o dioses, o como intermediario entre el hombre mortal y los dioses, y otras posiciones relacionadas con dioses. Durante el Antiguo Reino, los faraones creían ser dioses vivos. Pero eran mortales. Durante el Imperio Medio, los faraones ya no creían ser dioses vivos, sino representantes de los dioses en la tierra. El Faraón, para el pueblo de Egipto, era simplemente Faraón, Rey de Egipto y Sumo Sacerdote de todos los templos. Su poder era absoluto y abrumador. No era adorado. Era obedecido.

Los antiguos egipcios creían que toda la riqueza de Egipto y del mundo pertenecía al Faraón. Cada casa, ladrillo, piedra, animal, amuleto, joya, estatua, hombre, mujer, niño, ropa, templos, almacenes, tumbas, huevos encontrados junto al Nilo, todo, absolutamente todo, pertenecía al Faraón. A cambio de todo lo que el Faraón tenía y controlaba, el Faraón era responsable del Ma’at – la salud y la felicidad del Antiguo Egipto. Si el Faraón no hacia su trabajo, el Nilo no subiría y no dejaría agua para las plantas. Si la gente no obedecía al Faraón, el Nilo no subiría.

En los primeros siglos del antiguo Egipto, la gente podía hablar directamente con el faraón. Según iba pasando el tiempo, y la población crecía y se expandía, los reyes egipcios empezaron en confiar en sus visires para hablar por ellos con la gente. El visir era el rango más alto del gobierno, junto al Faraón, pero el Faraón tenía muchos consejeros y muchos oficiales de gobierno que les ayudaba a gobernar el país. Desde el primero hasta el último, cada consejero tenía que entregar un informe escrito (por un escriba), o hablado, todos los días al oficial por encima de él. Estos oficiales se lo entregaban a los de encima y así hasta que todos los informes llegaran al visir. Cada día, el visir informaba al faraón de todo lo que el visir había hecho, incluido todas las decisiones que había tomado en caso de que Faraón deseara hacer algún cambio y un resumen de todos los informes que el visir había recibido ese día de todos los oficiales de Egipto. Era un sistema de gobierno muy asombroso. ¡y funcionó durante más de 3000 años!

Símbolos del Faraón: el Cayado y el Mayal

En honor del dios Osiris, los reyes (faraones) de Egipto llevaban consigo un cayado y un mayal, símbolos de Osiris. El cayado especialmente se convirtió en el símbolo de los gobernantes. El cayado se parecía a una gran serpiente y estaba hecho de madera. Los antiguos egipcios usaban madera porque la madera era escasa. Eso lo hacía incluso más especial.

Simbolos del faraon
Simbolos del faraon

Cuando Howard Carter descubrió la tumba del rey Tut, encontró un cayado y un mayal, junto con otros tesoros. Solo los faraones y los dioses podían llevar estos símbolos de poder. Carter supo por este descubrimiento ¡que había encontrado la tumba de un faraón!

Señor de las Dos Tierras

La persona con más poder en el antiguo Egipto era el Faraón. El Faraón era el líder político y religioso de los egipcios, con los títulos de: ‘Señor de las Dos Tierras’ y ‘Sumo Sacerdote de Todos los Templos’.

Como ‘Señor de las Dos Tierras’, el Faraón era el gobernante del Alto y del Bajo Egipto. Toda la tierra era suya, creó leyes, recaudó impuestos y defendió a los egipcios de los extranjeros.

Como ‘Sumo Sacerdote de Todos los templos’, el Faraón representaba a los dioses en la tierra. Hacia rituales y construyó templos para honorar a los dioses.

Muchos faraones iban a la guerra cuando sus tierras eran amenazadas o cuando querían controlar tierras extranjeras. Si el Faraón ganaba la batalla, el pueblo conquistado tenía que reconocer al Faraón egipcio como su gobernante y ofrecerle los mejores y valiosos bienes de sus tierras.

Los palacios del Faraón

El palacio del Faraón se refiere a un complejo de edificios principales y externos. Los templos se construían con piedra. Pero los palacios se construían con barro y ladrillos secados al sol.

Los robos en palacio eran muy raros. Esto se debe a que la gente, guardas y la actividad del palacio era constante. (Los templos, por otra parte, eran robado por lo valioso que poseían y a veces robaban la piedra con la que eran construidos.) el palacio no era una fortaleza. Era un complejo, una casa.

El palacio era un lugar muy ocupado. Algunas partes del palacio podían estar conectadas a un puente. Pero la gente caminaba por alrededor. Tenían muchos almacenes. También casas y jardines. Cada palacio tenía una ventana por la que el Faraón aparecía para las ceremonias y premios, y para dar la bienvenida a los visitantes extranjeros. La gente se refería al faraón no como “el” faraón, sino simplemente Faraón. Solo había un Faraón al mismo tiempo y, en el Antiguo Egipto, un palacio de Faraón a la vez. Cuando un nuevo Faraón estaba en el poder, debía de construirse un nuevo palacio o no. Dependía del Faraón. Todo lo que había en el Antiguo Egipto pertenecía automáticamente al faraón. Por tanto, era un poco saber dónde quería el nuevo faraón establecer su casa principal.

Palacio del Faraon Egipcio
Palacio del Faraon Egipcio

Un día en la vida de un Faraón

El sol sale en otro soleado día del antiguo Egipto. Un hombre se despierta, pero éste no es un hombre normal: es el faraón.

Esta es la última vez que estará solo durante horas. Tiene muchos oficiales, sirvientes y esclavos para asegurarse de que siempre está seguro y bien presentado.

Su día comienza con los sirvientes lavándolo y vistiéndolo incluido el llamado “Jefe de los Aceites Perfumados y Jabones para Frotar el Cuerpo de Su Majestad”. Cuando está limpio, se viste y se le adorna con un montón de joyería. Después de esto, es el faraón. Tiene grandes cantidades de oro y tiene que dar la talla.

El faraón después camina a la “sala de audiencia” para atender sus citas diarias. Cuando los invitados entran a la habitación, se postran frente a él. Él es una majestad divina – ellos son simples mortales. Como siempre, hay embajadores que ofrecen tributos de sus países extranjeros, asuntos militares, la nobleza usual y algunos son representantes especiales del imperio.

Cuando se termina la audiencia, se va al templo. Como Faraón, tiene que pagar tributo al dios principal, Amen-Re. Es un dolor de cabeza, pero si no lo hace, el imperio podría perder su orden divina o Maat. Podría descender al Isfet (caos) y él sería el responsable. No vale la pena arriesgarse.

Acompañado por el sumo sacerdote, el faraón camina por el gran templo hacia el santuario, disfrutando del aire frio y oliendo el incienso. Dentro, se acerca a la estatua de Amen-Re. Hace al dios algunas preguntas y recibe respuestas a través del sumo sacerdote. Cuando se terminan las preguntas, se trae un gran toro. Después de los rezos, el carnicero sagrado corta la garganta del toro como sacrificio a los dioses.

Por la tarde

No hay nada como un sacrificio para que te entre hambre, así que el faraón vuelve a palacio para comer. Después de eso, se monta en su carro para darse una vuelta por la ciudad. Esto es muchísimos antes de la invención de las fotos: poca gente sabe cómo es, por tanto, multitudes de egipcios se echan a las calles para poder ver a su futuro gobernador.

Rodeado de guardias, visita algunos lugares en obras donde nuevos edificios grandiosos se están construyendo en su honor. De vuelta en palacio, tiene un descanso. Después de un día rodeado de gente, por fin puede estar solo y pasear por los preciosos jardines.

Antiguos Faraones para niños
Antiguos Faraones para niños

Por la noche

Su último deber del día sucede por la noche. Vuelve al templo para una ceremonia que marca la puesta del sol y el final del día.

Después de eso, vuelve a casa. Después de todo, ¡incluso las divinas majestades necesitan dormir!

Faraones Famosos

Existieron muchos faraones a través de la historia del antiguo Egipto. Aquí están algunos de los más famosos:

Akenatón

Faraon Akenaton
Faraon Akenaton

Famoso por decir que solo existía un solo dios, el dios del sol. Gobernó con su muer, Nefertiti, y cerraron muchos de los templos de otros dioses. Fue el padre del famoso rey Tut.

Tutankamón

Faraon Tutankamon
Faraon Tutankamon

Tutankamón es principalmente famoso porque la mayoría de su tumba permanece intacta y tenemos unos de los mayores tesoros egipcios de su reinado. Se convirtió en faraón a los 9 años. Intentó traer de vuelva a los dioses que su padre había hecho desaparecer.

Hatshepsut

Faraon Hatshepsut
Faraon Hatshepsut

Faraón mujer, Hatshepsut al principio era regenta de su hijo, pero tomó el poder de faraón. También se vestía como el faraón para reforzar su poder, incluida la corona y la barba ceremonial. Muchos la consideraban ser no solo la mejor mujer faraona sino uno de los mejores faraones de la historia de Egipto.

Amenhotep III

Faraon Amenhotep
Faraon Amenhotep III

Gobernó durante 39 años de gran prosperidad. Trajo a Egipto a su mayor punto de poder. Durante su gobierno, el país estuvo en paz y pudo agrandar muchas ciudades y templos.

Ramsés II

Faraon Ramses II
Faraon Ramses II

También llamado Ramsés el Grande, gobernó Egipto durante 67 años. Es famoso hoy en día porque de todos los faraones fue quien más estatuas y monumentos construyó.

Cleopatra VII

Cleopatra VII
Cleopatra VII

Normalmente consideraba el ultimo faraón de Egipto. Mantuvo el poder haciendo alianzas con famosos romanos como Julio cesar o Mark Antony. Aprende acerca de la escritura en el Antiguo Egipto: Los Jeroglíficos

Datos curiosos sobre los Faraones

  • Pepy II se convirtió en faraón a los 6 años. Gobernó Egipto durante 94 años.
  • Los faraones llevaban una corona con una imagen de la diosa cobra. Solo el faraón podía llevar la diosa cobra. Se decía que les protegería escupiendo llamas a sus enemigos.
  • Los faraones construían sus propias tumbas para que pudieran vivir bien después de la muerte.
  • El primer faraón fue un rey llamado Menes que unió el Egipto alto y bajo en un solo país.
  • Khufu es el faraón que construyó la pirámide más grande.

Video: ¿Cómo Era la Vida de un Faraón?

Imprimir

Faraones Egipcios: La Vida del Faraón para Niños
4.6 (92%) 5 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *